El “Strobist” o uso de flashes de mano para la toma de fotografías es una técnica que lleva muchos años pegando fuerte en este mercado. Al final, no hacen falta grandes equipos para conseguir resultados espectaculares en nuestras fotografías y, además, si eres como el Señor Foto que le gusta ir con la mochila a todas partes, no creo que llevarte los flashes de estudio colgados al cuello sea una gran idea para tu espalda.

el-mundo-del-strobist

¿A quién no le han regalado un flash porque es lo mejor para hacer fotografías cuando no hay luz suficiente? (Veréis que aunque haya luz también son fundamentales). Gracias a fotógrafos de sobra consagrados como Joe McNally (www.joemcnally.com) o David Hobby (strobist.blogspot.com) podemos contar con un gran abanico de tutoriales donde aprender de una manera muy práctica como sacar el máximo partido a nuestro flash de mano (no querrás dejar ciego a nadie con un “flashazo” directo a la retina ;) ). Simplemente apuntando tu flash al techo o a una pared te va a permitir conseguir resultados magníficos para empezar. Con un poco de paciencia podrás hacerte tus propias fotos de carnet profesionales en casa.

Algo esencial que aprenderéis con el “Strobist” es a sacar el flash de la zapata de vuestra cámara. Las cámaras de las diferentes casas fotográficas cuentan con sistemas incorporados que permiten disparar vuestros flashes de forma remota. Sí, el pequeño flash que viene incorporado sirve para algo más que para enchufar un chorro de luz a la cara de nuestros amigos.

Seguiremos publicando entradas sobre el mundo del “Strobist”, mientras tanto os animo a que echéis un vistazo a las páginas de estos dos monstruos de la fotografía, en especial a la sección 101 de David Hobby, una fantástica guía para aquellos que os queréis iniciar en este mundillo.